Escuelas de Paz

Nuestras Escuelas de Paz tienen como objetivo la formación y consolidación de Agentes de Paz, por medio de un currículo integrado de estrategias lúdico-pedagógicas dirigidas al desarrollo de habilidades, destrezas y compromisos asociados con la solución pacífica de los conflictos, aspectos que impactan y repercuten no solo en la vida de los niños y niñas, sino también en sus familias y en sus comunidades.

La sociedad colombiana y específicamente las comunidades rurales del país, han tenido que afrontar durante diferentes momentos históricos las tensiones y transformaciones ocasionadas por el conflicto armado interno.

Este programa brinda una experiencia significativa para contextos sociales afectados directamente por la pobreza, la desigualdad de oportunidades entre la ciudad y el campo, la exclusión social a minorías campesinas y la amenaza o el riesgo de ser afectados por la violencia armada o el crimen organizado.

Programa1Nuestra primera experiencia de paz se consolidó en Puerto Boyacá (2012), municipio receptor de buena parte de la población desplazada del Magdalena Medio, una región azotada por la violencia crónica de los grupos paramilitares y lugar común en el origen del narcotráfico. Allí interactuamos con cerca de 200 niños y niñas víctimas del conflicto armado, con edades entre los 5 y 17 años, para reflexionar sobre las implicaciones de afrontar los conflictos con una actitud decidida por la resolución pacífica. Como consecuencia del trabajo realizado, los participantes diseñaron su propio concepto de la paz, representado por las múltiples perspectivas del imaginario infantil y juvenil y sus respectivas posiciones frente a la construcción de soluciones socialmente incluyentes.

Ver Galería Aquí

La violencia política ha sido el detonante de múltiples resistencias civiles y sociales que reclaman el derecho a poder vivir en paz y poder hacer del país un acuerdo entre los diferentes actores del conflicto.

Programa2aOtra experiencia significativa en la construcción participativa de la Paz, fue el trabajo realizado en el Distrito Fronterizo de Cubará en la frontera con Venezuela, en el corazón de la comunidad indígena U’wa residente en el piedemonte de la cordillera oriental. Un territorio que tristemente ha sido testigo mudo de los enfrentamientos entre grupos armados organizados (FARC, ELN) y el ejército nacional. Las cifras demuestran que el municipio de Cubará registra la tasa más alta de reclutamiento forzado de menores. Esta difícil realidad, exigió un esfuerzo grande para abordar pedagógicamente un tema tan complejo, así como las alternativas sociales para combatirlo.

Ver Galería Aquí

En medio de las negociaciones de paz en Colombia y frente a un posible escenario de post-acuerdo 2016, nuestras Escuelas de Paz constituyen una oferta institucional integral de aprendizaje no formal que involucra una concepción de la paz, no como una idea abstracta, finita y blanca, sino como una realidad generacional por construir y pintada de mil colores. De esta forma, las Escuelas de Paz brindan una alternativa a las problemáticas que afectan el contexto cotidiano de niños, niñas y adolescentes residentes en zonas del país afectadas por el conflicto.

TODOS PODEMOS INCIDIR POSITIVAMENTE EN LA VIDA DE OTROS